6 oct. 2013

TEMPORADA 2013: UNA TEMPORADA DE CAMBIOS Y SIN IRONMAN CONSEGUIDO


La verdad es que este año ha sido un poco atípico. Demasiados frentes abiertos para solo estar centrada en este deporte. Las expectativas a comienzos del año 2013 fueron muy ambiciosas, el recorrido del año pasado me animaba a ilusionarme por grandes retos en esta nueva temporada y así comenzamos.

En Enero ya teníamos el dorsal colgado, empezando la temporada antes que nunca. Aunque el objetivo estaba claro: Ironman Lanzarote 2013.

 Pero como a veces pasa en la vida las planificaciones se van al traste y este año me ha pasado en varios momentos, aunque si bien es cierto por motivos “casi” todos ellos positivos y elegidos.

El primer cambio fue elegido y positivo: el IM Lanzarote 2013 quedaba en un segundo plano y tuve que abandonar la idea de participar en marzo.

El que se ha metido en este tipo de pruebas sabe que hay que ir con el cuerpo muy bien entrenado y la cabeza muy muy centrada en la prueba. La vida laboral es algo que está por delante de esta pasión deportiva y el ritmo que me impuesto este año no ha dejado mucho espacio para grandes retos, así que tras unos días de reflexión y de “depre ironwoman” me despedí de una de las pruebas que más cariño me traen a la memoria (y que algún día repetiré de nuevo…).

Este cambio me hizo rehacer el calendario y una de las que apareció fue El Triatlón Taymory-Canet, una prueba muy bien organizada y que sin duda repetiré.


 

Después vinieron los triatlones de casa: Pálmaces, Pareja y Guadalajara. Sin duda un triplete que me han hecho disfrutar de este deporte y sentir lo que se siente cuando uno juega en casa.


 

Para terminar la temporada surgió de nuevo la ilusión de hacer un IM gracias al Iberman. Sin duda era una buena ambición así que a mediados de Junio me centré y decidí prepararla a conciencia. Todo estaba controlado: entrenos hechos, cero lesiones y muchas ganas de participar pero de nuevo: zas! un cambio de última hora está vez nada positivo y deseado.


 

 Problemas de salud me dejaron sin llegar a tomar la salida. La verdad es que fue un palo pero la salud no la tenemos garantizada siempre (aunque a veces se nos olvida este bien tan preciado).

A pesar de la impotencia y rabia del momento, firmo porque todos mis problemas sean estos. Eso si doy por cerrada y concluida la temporada de triatlón.
 
 

De hecho para la próxima temporada tenemos interesantes retos y nuevos cambios lo que sin duda animan a una a levantarse y seguir con más fuerza haciendo una de las cosas que más me gustan: Triatlón!

Hasta cambiar de blog y abrir el de http://mixpostales.blogspot.com.es/ algo seguiré haciendo, el cartel de cerrado por descanso creo que puede esperar!!!