15 jun. 2015

FUERA ESPINITA DE ECOTRIMAD

Este fin de semana volvíamos a participar en Ecotrimad con mucha ilusión por afrontar de nuevo este duro Half y con ganas de borrar las experiencias del año pasado.

Sin duda ha sido un buen triatlón en nuestro camino hacia Embrun y la lectura que se saca es positiva. El día reunió las condiciones perfectas para competir.

El segmento del agua fue fácil y cómodo. Todavía no se tiempos pero este año al menos estoy consiguiendo disfrutar del segmento que más me cuesta y sacar buenas sensaciones. Tampoco sabía en qué posición salía del agua pero esta prueba la quería hacer de test contra mi misma y olvidarme un poco de posiciones y tiempos, el objetivo era ir a tope de principio a fin y ver como acababa el cuerpo.

El segmento ciclista se me hizo muy pesado en la primera vuelta. Desde luego la salida del agua y los primeros kilómetros no ayudan mucho a coger ritmos pero además la cabeza empezó a fallar. No estaba disfrutando y me costó mucho centrarme en la prueba.

La carrera a pie me la tomé con calma, quería ir cogiendo ritmo y a pesar que iba tercera y a menos de dos minutos tenía a la segunda, no quería obcecarme en las posiciones y si en centrarme en mis propias sensaciones. En los primeros kilómetros conseguí hacerme con el segundo puesto y aun así no conseguía coger las sensaciones que te hacen aguantar lo que sea. No fue hasta el kilómetro 11 cuando realmente, y ya por fin, se pusieron de acuerdo cabeza y cuerpo y empecé a disfrutar a tope de la prueba. Llevaba muy buenas sensaciones corriendo y aunque el circuito era duro cada vez iba a más, bueno al menos salió todos los entrenamientos hechos hasta ahora.

El pódium fue muy bonito por compartirlo con una campeona como Natalia Raña y una amiga como Eva Valero.



Gracias a todos los que me animasteis fuera y dentro de la carrera y por supuesto a los que me animáis a seguir persiguiendo mi sueños. Seguimos camino a Embrun con mucho respecto a esta gran prueba e intentando hacer los “deberes” de la mejor forma que se puede con la locura del día a día.
Nos vemos en Pálmaces J y de ahí rumbo a ese perfil temible de bici y maratón. 

1 jun. 2015

REPETIMOS VICTORIA EN LA II EDICION BEDELALSA

Un año más vinimos con ilusión y ganas de afrontar un entrenamiento más de cara a Enbrunman.

Esta marcha cicloturista está muy bien organizada, lejos de las masificaciones de otras creo que el número de participantes es lo suficiente como para poder disfrutar de un duro recorrido sin grandes peligros de caídas. Los primeros 40 kilómetros son neutralizados y controlados por ciclistas lo que te permite calentar e irte situando en la carrera. Una vez que se “abre el grifo” las fuerzas son las que te regulan.

Este año he llevado a un gregario de lujo, David, el cual ha hecho posible que mejoráramos la marca del año pasado y nos exigiéramos quizá más de lo que pensábamos. Los deberes van haciéndose y poco a poco vamos haciendo camino hasta la primera gran prueba del año: Enbrunman.


Todavía queda mucho por recorrer pero sin duda gracias a pruebas así vamos poco a poco subiendo el estado de forma. Ayer fue un buen día para poner a prueba esas fuerzas en la bici y lo mejor fue el poder terminar muy bien física y psicológicamente, a pesar de que el calor hizo un poco de mella.



Desde aquí dar de nuevo las gracias a la organización por haber mejorado respecto al año pasado y habernos hecho posible el disfrutar de un día de puro ciclismo. Seguro que nos vemos el próximo año.