31 ene. 2013

LA VERSATILIDAD DE UN ACOPLE


Hace tiempo que tengo muy claro la importancia de un buen bikefitting. El ir cómoda en la bici beneficiándote al máximo del rendimiento de pedaleo es algo que se aprecia y mucho dado el tiempo que pasamos entrenando. Pero a veces la “adaptación “del material que debemos hacer tras pasar por él nos hace replantearnos la adquisición de nuevo material o hacer adaptaciones “caseras” a lo que ya tenemos.

Es por ello que desde aquí animo a los que os estéis planteando compraros un acople que penséis en la versatilidad que el Acople de MAX´SSYSTEM os da.

A mediados del año pasado ya empecé a entrenar con él ("AERO-SYNTHEX"). Tras los ajustes pertinentes del bikefitting me vi en la necesidad de cambiar de acople y la verdad es que estoy encantada.
 

Este año he empezado a usarlo también en la bici de ruta, aunque compito mucho menos con ella, si que veo interesante el poder llevar acople para no perder la oportunidad de ir en esa postura . Y la verdad es que nuevamente he podido comprobar la versatilidad del acople.

En la cabra llevo el acople por encima del manillar, con las alturas de los apoya codos poco elevados. Mientras que en la de ruta el acople lo llevo por debajo del manillar y con las elevaciones de los apoyacodos al máximo.

El poder jugar con la altura de los apoya codos, desplazamiento de los apoyacodos y colocación del propio acople en el manillar lo tienen muy pocos ; y la verdad merece la pena.
En fin que aquí va mi opinión sobre el tema y al menos que se tenga información de todo el juego que de un acople podemos sacar a la hora de ir “bien colocados” en la bici.

Ahora a seguir disfrutando……

14 ene. 2013

DUATLÓN DE ORIHUELA 70.0: DE LOS ERRORES SE APRENDE

Empezamos la temporada con un Duatlón de los que hay que estar preparados: 13,5 kilómetros de carrera a pie, 55 en el segmento ciclista y vuelta a la carrera con una distancia de 6,5 kilómetros.
El segmento de la carrera fue técnico y más bien de cross. Muy bonito pero muy exigente. El tramo ciclista era de toboganes con un viento fuerte que hizo duro hasta las cuesta abajo.
Hasta aquí la breve descripción de este primer Duatlón que hay que decir que estuvo muy bien organizado en todos los detalles.
Entonces ¿donde están los fallos?. Pues en donde suelen estar: En uno mismo.
La falta de hidratación, sumada a la falta de alimentación hizo asemejarse a este duatlón al infierno. La verdad es que nunca entendí (hasta ayer) que era eso de los “CALAMBRES”.  Alguna vez había tenido amagos de ellos pero ayer supe lo que eso significaba.
En los primeros kilómetros de la bici los gemelos se contrajeron y dios mío, que dolor. No puedes pensar, solo gritas y estiras como puedas. La verdad es que pensé en retirarme, pero ya que habíamos ido hasta Orihuela quería al menos entrenar. Así que hay seguimos padeciendo de fuertes dolores que al bajarse de la bici hicieron perder todo posible ritmo de carrera y por tanto cualquier opción al podium.
De todo se aprende y desde luego está lección me la llevo aprendida, hay que hidratarse (aun siendo invierno), alimentarse bien para una prueba de esta duración e ir preparado para el frío en la bici. Además de adaptar al cuerpo a este tipo de trabajo. La experiencia siempre es un grado así que contenta con mi medalla de “chocolate” ( y primera de mi grupo de edad)porque en varios momentos pensé que no veía ni la meta.
La verdad es que cada prueba es una experiencia en toda regla y hace que siga cada día más enganchada a este deporte, ahora a por la siguiente.