29 jul. 2015

TRIATLON DE PALMACES, UN AÑO MÁS


Un año más ahí estábamos tomando la salida de uno de mis triatlones favoritos, quizá no era la mejor prueba a dos semanas de Embrun pero el ambiente que en Palmaces se respira sin duda lo compensa.

Las semanas anteriores fueron las últimas de carga y a pesar de salir muy buenos entrenamientos la competición reflejo sin duda otra cosa.

Hice un agua buena pero mejorable, esa misma semana hice un test de 800 y David y yo hicimos el mismo tiempo lo que refleja que tengo que ser más competitiva en este segmento o que el compite genial o ambas: who knows.

En el segmento de bici me deje llevar por sensaciones y pase bastante de los watios. Hice una buena bici y acabe contenta con el tiempo, sobretodo pesando en que me bajaría muy fuerte a correr.

 
A pesar de llevar unos años en esto no consigo entender el cuerpo. Me baje de la bici y en los primeros 500 metros ya sabía que no iba. Normalmente me bajo a correr muy cómoda y en seguida cojo ritmo pero aquí no. Pasaban los kilómetros y las rivales ya no importaban: malo; pasa el tiempo y tampoco: todavía más malo; hasta que Dani Soriano me ayudo a remontar la carrera, a bajar el ritmo (que yo no hubiera conseguido porque soy una cabezota y no escuché al cuerpo) y me dio la vida, para poder hacer una muy buena carrera en la segunda vuelta. Aunque era ya tarde para todo.
 
Aun así lectura positiva (como dice el coach): me sentí muy bien al cruzar la meta, lástima de esos 12 kilómetros, aunque creo que en la siguiente prueba no diré eso…. O si, quien sabe  J.

Ahora a disfrutar de estas – dos semanas Pre Embrun, de los preparativos, viaje y compañía y allí a hacer una cicloturista y correr un maratón.

Ya tengo excusa para volver a Pálmaces y mejorar mi tiempo, que desde luego no fue el de este año. Así que ya tengo una prueba para el calendario del año que viene: mola!!!!

Go toEmbrun, la siguiente crónica es de las que se sufre!

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario